Taller de Autocuidado Integral para profesionales de Cuidados Paliativos

El curso de Autocuidado Integral para profesionales de Cuidados Paliativos celebrado en las instalaciones del Hospital Fundación Instituto San José (FISJ). Ha reunido a 19 profesionales de distintas unidades específicas de cuidados paliativos de Madrid, Pamplona, Santander y Zaragoza.

En la FISJ se atienden más de 500 pacientes paliativos a lo largo del año, que son abordados de forma integral por un equipo interdisciplinar amplio. La implicación de los profesionales en los distintos casos conlleva un riesgo de sobrecarga emocional o de fatiga de compasión, de forma que es aconsejable mantener una dinámica de cuidado a los miembros del equipo que prevenga dicha sobrecarga.

Tras varios años desarrollando actividades de autocuidado para los miembros de la UCP del hospital Fundación Instituto San José, se decidió compartir esta experiencia con otros profesionales de otros equipos.

A través de una metodología tipo taller, se han ido practicando de forma participativa y activa distintas técnicas que han demostrado su utilidad para el autocuidado: Mindfulness, musicoterapia, terapia en el agua, risoterapia, trabajo en equipo y abordaje espiritual.

El curso se iniciaba con una introducción a los CP y el autocuidado en la FISJ impartida por Vicente de Luis, coordinador de la UCP. Maribel Carreras, psicóloga y experta en Mindfulness, explicó los beneficios genéricos del autocuidado, ya que “los profesionales de la salud necesitan desarrollar la introspección, que consiste en poder darse cuenta de los pensamientos y sentimientos que nos produce el paciente y de cómo nuestra conducta se ve, a menudo, afectada por ellos».

A continuación se desarrolló el taller de Musicoterapia receptiva vibroacústica, impartido por la musicoterapeuta Mª José González cuyo objetivo fue favorecer el estado de relajación a través de la música.

El curso prosiguió con el taller de Mindfulness, cuya facilitadora fue Maribel Carreras. La traducción de Mindfulness al español no es fácil; la más frecuente es “atención plena o conciencia plena”, definida como “la capacidad humana, universal y básica, que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento.

En la Unidad de Terapia en el Agua de la Fundación se practicaron Ai-Chi y Aqua-relax. Este taller fue dirigido por María Alonso Fraile, fisioterapeuta y experta en terapia acuática. A continuación, Puerto Gómez y Mónica Merino, trabajadoras sociales, en el taller de Risoterapia, utilizaron distintas técnicas que ayudan a liberar las tensiones del cuerpo y así poder llegar a la carcajada: la expresión corporal, el juego, la danza, ejercicios de respiración, etc.
El autocuidado y el abordaje de los problemas a través del trabajo en equipo y de la espiritualidad fueron desarrollados respectivamente por Roberto Álvarez, psicoterapeuta, y Rafael Martínez, hermano de San Juan de Dios y agente de pastoral de la UCP.

Tras finalizar el curso, tanto los asistentes como los profesores expresaron su alto grado de satisfacción con las actividades realizadas, de forma que está previsto repetirlo periódicamente e incluir talleres avanzados de autocuidado.

Deja un comentario

Buscar

+