Fundación Lipoid se suma al Proyecto POSEIDÓN de FISJ

Fundación Lipoid colabora con la Fundación Instituto San José en el área de discapacidad intelectual y a través del colegio de educación especial apoyando el Proyecto POSEIDÓN. El principal compromiso de la Fundación Lipoid es apoyar a niños discapacitados o niños que viven en condiciones de pobreza en todo el mundo.

El Proyecto POSEIDÓN consiste en desarrollar acciones para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los alumnos con discapacidad intelectual, asociada a discapacidad física y sensorial, y alteraciones graves de la conducta; mediante intervenciones en el medio acuáticoCon el proyecto conseguimos que 45 alumnos del colegio y más de 130 personas beneficiarias indirectas puedan disfrutar de las diferentes actividades programadas, llevando a cabo una intervención multidisciplinar: logopedia, fisioterapia y pedagogía; que utilizan las propiedades del agua con intención educativa y rehabilitadora y cuyo objetivo es mejorar el bienestar y la calidad de vida de los alumnos. Todo ello con expertos en la materia y en una piscina con características específicas para el desarrollo de actividades y contenidos programados.

“El principal compromiso de la Fundación Lipoid es apoyar a los niños discapacitados o niños que viven en condiciones de pobreza en todo el mundo. Por eso pedimos a Manuel Pérez, distribuidor de los productos Lipoid en España, que nos sugiriera organizaciones a las que poder ayudar y el proyecto POSEIDÓN de la Fundación Instituto San José está claramente definido y en línea con los propósitos de la Fundación Lipoid”, según declara la Sra. Birgit Rebmann de la Fundación Lipoid.

Gracias a la aportación de Fundación Lipoid, al llevar a cabo este tipo de actividades, logramos varios beneficios como son que se favorezca la estimulación y la integración sensorial en los alumnos con disfunción del procesamiento sensorial (DIS); asimismo refuerza la autonomía personal y canaliza la contención tanto física como conductual; potencia a su vez la capacidad de atención y percepción, aumentando la autoconfianza, la autoestima y el optimismo; siendo el medio acuático un espacio facilitador para el refuerzo en el desarrollo motor, neurológico y psicológico, además el medio permite una mayor libertad de movimiento por la sensación de ingravidez que experimentan y desarrolla las capacidades motrices y de coordinación, mejorando la sensibilidad propioceptiva y el equilibrio, la capacidad pulmonar y finalmente la adquisición de habilidades para la mejora del desarrollo social”, según Pascal Ramos, Director del Colegio de Educación Especial de la FISJ.

“Lipoid produce materias primas naturales para la industria farmacéutica, cosmética y alimentaria, y vende sus productos por todo el mundo. Lipoid emplea a cerca de 350 personas a través de 20 filiales, a las que Informa regularmente sobre todos sus proyectos, también sobre POSEIDÓN, a través de la newsletter interna de la compañía.

Para alcanzar estos beneficios el equipo de profesionales lleva a cabo una adaptación al medio realizando diversas actividades que se desarrollan con ejercicios de movilidad y fuerza muscular; trabajo con esquema corporal y coordinación; actividades de equilibrio y propiocepción y finalmente otras relacionadas con la  socialización, lectoescritura, comunicación, autonomía y razonamiento lógico.

Desde La FISJ queremos expresar nuestro agradecimiento a Fundación Lipoid, por su espléndida labor de compromiso social con las personas más vulnerables. En esta ocasión dándoles la oportunidad de disfrutar de un nuevo medio, el acuático.

Deja un comentario

Buscar

+